Viernes, 02 Julio 2021 09:50

Los Reyes de España presiden desde hoy la antesala de presidencia y del salón de Plenos de la Diputación de Ciudad Real

Las dos obras del daimieleño Miguel Carmona refuerzan la riqueza artística que acredita el Palacio Provincial

 

Los Reyes de España presiden desde hoy la antesala de presidencia y del salón de Plenos de la Diputación de Ciudad Real por decisión del Equipo de Gobierno, presidido por José Manuel Caballero.

Dos obras del autor daimieleño Miguel Carmona que refuerzan la riqueza artística que acredita el Palacio Provincial. Precisamente el autor incidía en este extremo al verbalizar su agradecimiento por el encargo diciendo que "es un privilegio enorme pasar a la historia artística del Palacio Provincial junto a autores de la relevancia de Manuel López Villaseñor y Ángel Andrade".

Caballero, acompañado por miembros del Equipo de Gobierno y por el portavoz de la oposición, Leopoldo Sierra, ha incidido en la perfecta ejecución de ambos cuadros, una fiel reproducción de dos retratos oficiales que la Casa Real ha difundido.

El cuadro de Felipe VI ocupa un lugar principal con respecto al lugar donde se ha instalado el de doña Letizia. En ambos casos, han sustituido el lugar que ocupaban los lienzos de los Reyes ahora eméritos, obras del artista Manuel Romero Minguélez, quien los pintó a finales de los años 70 junto a otro del Príncipe de Asturias cuando presidía la Diputación de Ciudad Real Eloy Sancho García.

Miguel Carmona Astillero, pintor daimieleño, licenciado en Bellas Artes, ha desarrollado una intensa labor pictórica, sobre todo en proyectos centrados en paisajes arquitectónicos divididos en tres series: Urbes, Tránsitos e Interiores. Sus obras han sido distinguidas en varias ocasiones en la Exposición Internacional de Artes Plásticas de Valdepeñas y en el Premio López Villaseñor de Ciudad Real.

 

Carmona entiende la pintura como arte de representar, a través de un escenario arquitectónico, el universo de los sentimientos, sueños y añoranzas personales. De esta manera, el paisaje constructivo se convierte en metáfora de la interioridad del ser humano, es decir, en fábula alegórica de que “forjamos nuestra vida, mostramos el momento en que estamos, construimos lo que somos”. En los interiores y espacios vacíos representados en sus cuadros, la presencia humana está presente través de los elementos estructurales y el efecto de la luz y la sombra.

 

Su faceta como retratista, según palabras del propio Miguel, representa “momentos de relax” de la obra que hace habitualmente. No es un retratista al uso. Sus trabajos como retratista son a nivel familiar; por encargo ha realizado los retratos de los reyes de España y de un Alcalde de la democracia (Martínez de Carnero) para el Ayuntamiento de Valdepeñas y, en esta ocasión, los reyes de España para la Diputación.

 

Ha participado en numerosos concursos y certámenes de pintura. La Diputación, en su colección pictórica, cuenta con seis cuadros de este autor, por haber sido galardonado en los distintos Premios de Artes Plásticas patrocinados por la Institución Provincial.