Domingo, 17 Mayo 2020 11:47

Los proyectos de la segunda convocatoria del Plan de Apoyo Covid-19 deberán destinarse a servicios y promoción social y a la adquisición de EPIS

Repaso a las actuaciones de los ayuntamientos de Tomelloso, Alcázar, Miguelturra, Bolaños, Hinojosas y Anchuras

 

Desde el inicio de la pandemia, la Diputación Provincial puso en marcha un amplio paquete de medidas que permitiera a los ayuntamientos afrontar, con mayor celeridad, los gastos extraordinarios que están surgiendo, desde el pasado 14 de marzo, como consecuencia de la crisis del coronavirus. Entre las actuaciones que está llevando a cabo la institución provincial se encuentran los Planes de Apoyo Extraordinario para municipios de la provincia con un presupuesto total que asciende a 2.000.000 de euros.

La segunda convocatoria de este plan permanecerá abierta hasta el 29 de mayo y tiene como objetivo la financiación de proyectos destinados a cubrir las prestaciones básicas de servicios sociales y de promoción social derivadas de la situación de crisis causada por la COVID-19. Para acceder a estas ayudas, los programas que presenten las entidades locales deberán ir destinados al desarrollo de alguna de las siguientes líneas de actuación, que se incluyen en las bases de la convocatoria: reforzar los servicios de proximidad de carácter domiciliario, incrementar el funcionamiento de teleasistencia, trasladar al ámbito del domicilio los servicios de rehabilitación, terapia ocupacional, servicios de higiene y otros similares (cuando sea considerado necesario), reforzar los dispositivos de atención a personas sin hogar, aumentar las plantillas de centros de Servicios Sociales y centros residenciales, adquisición de medios de prevención (EPI), ampliar la dotación de las partidas destinadas a garantizar ingresos suficientes a las familias para asegurar la cobertura de sus necesidades básicas o, por último, reforzar los servicios de respiro a personas cuidadoras y las medidas de conciliación para familias, con bajos ingresos, que tengan que acudir a centros de trabajo o salir del domicilio por causas justificadas urgentes.

 

 

Actuaciones del Plan de Apoyo Extraordinario en algunos ayuntamientos de Ciudad Real

Tomelloso y Alcázar de San Juan

La pandemia ha afectado de forma desigual a los municipios de la provincia. Uno de los que ha sufrido con mayor fuerza los efectos negativos de la enfermedad ha sido Tomelloso. El diputado provincial, Francisco José Barato, explica que para su localidad el Plan de Apoyo Extraordinario de la Diputación Provincial “ha sido un complemento necesario para poder llegar a mucho más de lo que se hubiese podido abarcar con el presupuesto municipal, que no incluía partidas previas para combatir la pandemia”. El presupuesto de la primera convocatoria se ha dedicado a medidas preventivas, tales como la desinfección de edificios, la adquisición de equipos de protección (EPI) para trabajadores esenciales y municipales, la seguridad en los puestos de trabajo, y la adquisición de nueva tecnología para el acceso al consistorio. Además el ayuntamiento ha puesto a disposición de la policía local un servicio de desinfección en lavandería. Tomelloso tiene previsto acogerse al II Plan de Apoyo para municipios de la provincia con la finalidad de poder cubrir las necesidades de protección social que se están generando.

Cuando comenzó la crisis del coronavirus algunos ayuntamientos, como es el caso de Alcázar de San Juan, tenían aprobados ya sus presupuestos con partidas destinadas a fines muy diferentes, por lo que su alcaldesa Rosa Melchor nos comenta que esta financiación extraordinaria “está siendo de gran ayuda en momentos muy complicados. Nos permite proteger a los trabajadores y ayudar a todas las familias que se están viendo afectadas por esta situación de vulnerabilidad” Además muestra su agradecimiento a las institución provincial por gestionarlas de manera muy ágil. El presupuesto de la primera convocatoria se ha utilizado para la adquisición de equipos protectores (EPI) o máquinas de ozono que están sirviendo para desinfectar las dependencias policiales y los vehículos municipales. Alcázar de San Juan solicitará también las ayudas de la segunda convocatoria para reforzar la prestación de ayudas a los usuarios de servicios sociales.

Miguelturra y Bolaños de Calatrava

La alcaldesa de Miguelturra, Laura Arriaga , explica que “ ha supuesto un alivio muy importante tener una Diputación Provincial con una economía saneada, que nos ha servido para poder adquirir todos los equipos de protección en un momento excepcional y que nos permitirá en la segunda convocatoria cubrir los gastos en servicios sociales, que desgraciadamente están teniendo un crecimiento exponencial” Aunque Miguelturra no ha sido una de las poblaciones con mayor incidencia por COVID-19, desde el primer momento el consistorio utilizó las ayudas de la institución provincial para la adquisición de equipos de protección individual, desinfección diaria de las instalaciones municipales (excepto los domingos que no tienen tránsito), o para la compra de mamparas protectoras en los servicios de atención directa a los ciudadanos que se compraron con tiempo y a un precio razonable. El voluntariado de Miguelturra se ha volcado para ayudar de forma espectacular y el ayuntamiento ha contribuido a sufragar algunos de los gastos de material que se necesitaban.

Una de las consecuencias que más preocupa a Laura Arriaga es el incremento continuo de familias que están afrontando una situación vulnerable, por la pérdida de empleo e ingresos económicos. La decisión de poner en marcha, por parte de la institución provincial, el II Plan de Apoyo Extraordinario para municipios, supone un gran alivio, tal y como explica la alcaldesa de Miguelturra , para poder cubrir los gastos generados por el incremento de los servicios sociales.

Miguel Ángel Valverde , alcalde de Bolaños de Calatrava, hace “una valoración positiva de la cercanía que ha mostrado la Diputación de Ciudad Real con los ayuntamientos de la provincia” Al igual que en otros municipios, las ayudas económicas del primer plan de apoyo se destinaron a la adquisición de equipos de protección individual (EPI) para los trabajadores de los servicios públicos y se hicieron contrataciones de manera excepcional para servicios sociales. El Ayuntamiento de Bolaños solicitará también el II Plan de Apoyo Extraordinario y, en estos momentos, está valorando varios programas y proyectos, entre los que destacan acciones para mejorar la conciliación familiar, realizar test de seroprevalencia entre los trabajadores municipales o incrementar los equipos humanos en servicios sociales para poder actuar ante las necesidades de emergencia que están surgiendo en la población.

Hinojosas de Calatrava y Anchuras

El coronavirus ha modificado la realidad económica y social de todos los pueblos de la provincia sin excepción. También las localidades con un número menor de habitantes han tenido que actuar para paliar las consecuencias de la pandemia. La alcaldesa de Hinojosas de Calatrava, Isabel Mora, comenta respecto a las ayudas de la Diputación Provincial que “todo el beneficio que venga es bueno” y tiene previsto acogerse a la segunda convocatoria para cubrir, fundamentalmente, gastos relacionados con los servicios sociales. El presupuesto de la primera fase se ha dedicado en parte a la adquisición de material de protección que incluye una máquina de ozono y también a la compra de táperes desechables para el reparto de comida.

En Anchuras, el alcalde Santiago Martín, explica que su localidad, de momento, no ha sido afectada como otras poblaciones por la COVID-19, pero que gracias a las ayudas de la Diputación pudieron adquirir equipos de protección. Ha mantenido la ayuda a domicilio tal como estaba y por iniciativa del propio consistorio están llevando las compras a las casas que lo requieren.´

La convocatoria del II Plan de Apoyo Extraordinario para municipios de la provincia aún permanece abierta. Los municipios y EATIMS de Ciudad Real que quieran solicitarla pueden dirigirse, exclusivamente por vía telemática, a la Diputación de Ciudad Real. Serán subvencionables los gastos de los programas aprobados y realizados desde la declaración del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, hasta el 31 de diciembre de 2020, que tengan relación directa con la situación de crisis ocasionada por el coronavirus.

Las cantidades asignadas vienen determinadas por criterios objetivos (cantidad fija por tramos de población en municipios y EATIMS hasta 3.000 habitantes y cantidad proporcional según el número de residentes para el resto con un máximo de 90.000 Euros) Los ayuntamientos deben aportar una memoria descriptiva del programa que van a realizar, incluyendo el presupuesto detallado y desglosado por conceptos de gastos. El programa tendrá una duración máxima de seis meses. Además deberán incorporar una certificación de acuerdo o resolución de aprobación del programa adoptado por el órgano competente de la entidad local.

Con carácter excepcional, se podrán financiar también inversiones, siempre que su cuantía no sobrepase el 30 por 100 de la cantidad asignada a cada municipio o EATIM, que se refieran a gastos de inversión relacionados con las líneas de actuación de la convocatoria. La Diputación Provincial aportará un anticipo del 90% de la subvención una vez resuelta favorablemente la convocatoria y el 10 % restante previa presentación de la documentación que justifique el total del gasto realizado.

BUSCAR NOTICIAS

« Agosto 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Buscar por Fechas

-

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies..

Acepto las cookies de este sitio