Jueves, 14 Diciembre 2023 15:12

Diputación, Aqualia y Emaser concurren al II Perte del Agua con un proyecto de 7'8 millones que se invertirán en los 102 pueblos de la provincia

Es la primera vez que la institución provincial se suma a este proyecto, y lo hace en agrupación administrativa porque reúne más garantías de cara a la concesión

 

La Diputación de Ciudad Real, Aqualia y Emaser han concurrido en forma de agrupación administrativa al II Perte de Digitalización de la Gestión Integral del Agua del Ciclo Urbano, con un proyecto que engloba, a su vez, tres frentes de actuación que permitirán llegar, con una inversión de 7'8 millones de euros, al cien por cien del territorio provincial, a los 102 municipios enclavados en la demarcación ciudadrealeña.

Es la primera vez que la institución provincial se suma a este proyecto buscando la manera de que, mediante la agrupación de municipios, puedan beneficiarse tanto las localidades mayores como las menores de 20.000 habitantes.

Son fondos, según ha explicado Valverde, que proceden de la Unión Europea a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia. Un total de 1.200 millones de euros, de los que 200 se distribuirán en Castilla-La Mancha. Y ha añadido que, como han observado que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico atiende de manera preferente a las agrupaciones administrativas, han optado por conjugar la colaboración público-privada.

La Diputación ha entrado en el proyecto por varias razones, entre ellas porque una de las mayores preocupaciones del Equipo de Gobierno de coalición es el abastecimiento de agua a los pueblos y la mejora de las redes, obsoletas o deterioradas en la mayoría de los pueblos. “Nos marcamos el objetivo fundamental de responder a las pérdidas de agua, un problema crucial que afecta a la economía de nuestros pueblos y al medio ambiente de la provincia”, ha afirmado.

 

También se ha tenido en cuenta que la actividad de Emaser alcanza a 32 localidades de la provincia y la cobertura de Aqualia a 12, por lo que era necesario cubrir la totalidad del territorio ciudadrealeño. En este sentido, Valverde ha destacado la celeridad con que el resto de los ayuntamientos, hasta completar los 102, se han adherido al proyecto mediante acuerdos de sus respectivos Plenos municipales.

El presidente de la Corporación provincial, que ha destacado la celeridad con que han trabajado los técnicos de la Diputación, ha explicado que este proyecto viene a completar el Plan de Ayudas para Inversiones en las Redes de Abastecimiento de Agua, que ha permitido una inversión que superará los 10 millones de euros. A los que se sumarán otros 5 millones con cargo a los Presupuestos de 2024, que es muy posible “que sean implementados con cantidades resultantes de remanentes”.

Así lo ha adelantado Valverde, quien también se ha referido a otras poderosas razones como el agotamiento de las captaciones de superficie, ya que hay comarcas en la provincia, como la de Calatrava, que se abastecen de aguas subterráneas. Y a ello ha añadido que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha contempla 38'5 millones de ingresos en concepto de pago de un canon adicional a los ayuntamientos por disponer de agua y por la falta de eficiencia de las redes. Es consecuencia de la ampliación de la directiva marco del agua traspuesta al reglamento regional, una obligación que “será una auténtica ruina para los ayuntamientos”.

Entiende, por tanto, que es de vital importancia mejorar también la eficiencia y rentabilidad de las redes de abastecimiento con sistemas digitalización. “Se presenta una gran oportunidad porque permite mejorar el control y la vigilancia de nuestras redes de abastecimiento y saneamiento y modernizarlo. Además, a través de una digitalización que permite conocer en tiempo real qué está pasando respecto a cualquier parámetro que se quiera medir, como puede ser la eficacia de la red”, ha añadido.

Ha sido el director de Aqualia en Castilla-La Mancha, Matías Loarce el encargado de trasladar a los medios de comunicación otras ventajas que comporta la realización del proyecto, ya que permitirá reducir la demanda, evitar las pérdidas, el fortalecimiento del marco de la gobernanza del ciclo urbano del agua y la transparencia en relación con el ciudadano. Del mismo modo, según ha dicho, se mejorará la eficacia y la eficiencia de los servicios municipales, se generará empleo y se contribuirá a la mejora del estado de las masas de agua.

Asimismo, Loarce ha resaltado la importancia que tiene que todos tengamos en cuenta la trascendencia de un recurso como el agua. Y ha indicado que se tiene que lograr que quede cerrado el ciclo de utilización del agua, desde su captación, su uso y “su devolución al medio con calidad suficiente”.

Por su parte, el presidente de Emaser, Braulio Egido, ha puesto de manifiesto la gran oportunidad que tiene para las pequeñas poblaciones este segundo perte, porque si no fuera por la oportunidad que les brinda, los ayuntamientos no podrían afrontar este tipo de intervenciones. Ha comentado, a este respecto, que lograrán mejorar el uso del agua, se mejorarán los sistemas y se optimizará el gasto energético, además de que contribuye al impulso de la transferencia y la comunicación entre los diferentes entes públicos y privados.

Es necesario, para Egido, analizar las estructuras para evitar las pérdidas de agua, por lo que se hará un estudio que permitirá realizar actuaciones y análisis de los sistemas de tuberías, entre otras cosas.

Archivos multimedia