Miércoles, 29 Marzo 2017 13:02

FENAVIN 2017 es una “cita obligada” para las Denominaciones de Origen más jóvenes

Montsant y Conca del Barberá, dos de las últimas zonas en recibir el reconocimiento por sus vinos, confían en la feria para aumentar sus contactos comerciales

 

En el mercado del vino hay que moverse como los antiguos defensas leñeros del fútbol: con los codos fuera para hacerse hueco. Es mucha la competencia y encontrar espacio es difícil entre gigantes en reputación y tradición. FENAVIN es la forma de sacar los codos que emplearán este año dos de las Denominaciones de Origen más jóvenes del país, las tarraconenses Montsant y Conca del Barberá, que esperan que la cita sirva para ampliar su red de contactos comerciales, en Ciudad Real del 9 al 11 de mayo.

La Denominación de Origen Montsant, nacida en 2002, produce vinos peculiares y bien estructurados basados en las variedades autóctonas garnacha y cariñena sobre todo, pues el 90% de su producción es tinto, aunque también desarrollan blancos, rosados y vinos generosos. De las 65 bodegas que componen la denominación, 6 estarán en FENAVIN amparadas en el stand corporativo mientras que otras tantas se repartirán por la feria.

Montsant ha pasado de ser una de las revelaciones de los últimos años a convertirse en un referente del panorama vitivinícola nacional e internacional. La mitad de los vinos que producimos se destinan a exportación, donde alcanzamos ya a 40 países” explica María Pilar Just Trilles, presidenta de la Denominación de Origen.

Esta forma de abrirse hueco en el mercado se basa en dos factores. “Por una parte nuestros vinos hablan de su origen, pero también somos muy activos a nivel promocional y participamos en eventos a nivel nacional e internacional. Es vital participar en eventos de referencia como Fenavin. La cantidad y calidad de los asistentes la convierte prácticamente en cita obligada, un buen escenario para establecer buenos contactos que desemboquen en acuerdos comerciales o notoriedad de marca”, apunta Just.

Conca del Barberá, tierra del trepat

En la Denominación de Origen Conca del Barberá, que comenzó a andar en 1997, también tienen muy buena opinión de FENAVIN: “Esta feria tiene un público de importadores muy interesante que busca Denominaciones de Origen singulares y con productos diferentes”, explica. Siete de las 26 bodegas que la componen expondrán sus productos en FENAVIN.

La variedad propia de esta comarca tarraconense es el trepat, que proporciona vinos delicados, afrutados, frescos con notas especiadas y ligera graduación alcohólica. “Nuestros vinos, por su perfil ligero, fresco y elegante encajan con consumidores jóvenes a nivel internacional y son una propuesta muy diferenciada a nivel nacional con bodegas jóvenes, muy dinámicas y creativas”, señala Elisabet Sáez, secretaria técnica del Consejo Regulador.

Para Sáez ferias como FENAVIN son una plataforma para “presentarse al público como un grupo sólido, diferenciado y claramente identificable, así como para fijar un posicionamiento conjunto”.

Ambas Denominaciones de Origen, Montsant y Conca del Barberá, dos de las más jóvenes del país estarán en Ciudad Real del 9 al 11 de mayo en el marco de FENAVIN para seguir, como los zagueros antiguos, haciéndose hueco en el poblado mercado del vino.

BUSCAR NOTICIAS

« Abril 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Buscar por Fechas

-

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies..

Acepto las cookies de este sitio